Imagina que estás con tus amigos sentados en el sofá, disfrutando de su compañía y de unas copas de vino tinto. Pero llega tu peor pesadilla, alguien, o tu misma/o, derrama la copa y se llena todo de machas de vino tinto.

Primero no te desesperes y segundo debes actuar lo más rápido posible. Si lo dejas, las manchas de vino tinto se impregnarán más y serán difíciles de quitar. No frotes las manchas de vino tinto. Pon unas cuantas servilletas para que absorban el líquido.

En este artículo te vamos a dar unos consejos para que solucionen tu problema con las manchas de vino tinto y para que no te agobies.

manchas de vino tinto

Trucos para eliminar las manchas de vino tinto

A continuación te vamos a dar unos trucos para eliminar las manchas de vino tinto. Si no funcionan, el truco que verdaderamente puede funcionar para eliminar las machas de vino tinto, es que dejes de beber vino.

Sal

Echa una gran cantidad de sal encima de las manchas de vino tinto. Deja que seque y después lava con agua fría y detergente. Si quieres que haga más efecto, deja la sal toda la noche y espera hasta el día siguiente para lavarlo. Puede que no sea de las mejores soluciones, pero para salir del apuro, es una solución rápida. Además impide que la macha se extienda más por los tejidos.

Vino blanco

Otro truco para eliminar las manchas de vino tinto es el vino blanco. Hay que empapar la zona que se ha manchado con vino blanco. Las propiedades del vino blanco pueden ayudar a neutralizar las manchas de vino tinto. Se debe humedecer una esponja o un trapo con vino blanco y dar pequeños golpes sobre la zona que se ha manchado. Evita restregar la mancha para que no se extienda, es por eso que es mejor ir haciéndolo despacio y poco a poco. Se deja actuar durante unos pocos minutos y después se lava con agua y jabón.

Agua hirviendo

Usar este truco es el clásico de los clásicos. Se debe estirar la tela manchada y echar agua hirviendo hasta que vaya desapareciendo. Es posible que haya que repetirlo varias veces, pero la mancha desaparecerá.

Bicarbonato y vinagre blanco

Después de dejar que las servilletas absorban el líquido, hay que echar bicarbonato de soda en la mancha. La mancha se pondrá de un color gris. Ahora es cuando hay que hacer uso del vinagre blanco, hay que empapar un trapo con el vinagre y proceder a limpiar la mancha. Ojo que no hay que frotar mucho. Se deja secar y se aspira para quitar los restos de bicarbonato.

Agua oxigenada

Hay que preparar una mezcla de lavaplatos con agua oxigenada. Se remoja la tela manchada con la mezcla, esperar un rato y después repetir el proceso hasta que las machas de vino tinto desaparezcan.

Soda

Hay que echar la soda encima de la mancha y dejar que seque. Este truco es más efectivo si se mezcla con sal. Primero puedes hacerlo con el truco de la sal y después lavar la mancha con soda. La combinación de ambos trucos ayuda a quitar la mancha por completo.

También te puede interesar:”¿Quitar Manchas de Sangre del Sofa y Tapicerías? Parte I” o “Trucos para eliminar las manchas de sudor