[intense_content_section background_type=”image” image=”191″ imagemode=”parallax” image_horizontal_position=”center” height=”300″ breakout=”1″] [/intense_content_section][intense_content_section breakout=”1″ background_color=”#ffffff” breakout=”1″ padding_bottom=”100″ class=”secciones” show_advance=”1″ advance_size=”medium” advance_color=”#4d9cb5″ advance_text=”Ver trabajos”][intense_row][intense_column size=”8″ medium_size=”8″ small_size=”12″ extra_small_size=”12″]

¿Qué hacemos?

El Ozono, por diferentes razones, aporta una solución óptima para la desodorización y esterilización en bodegas de forma absoluta en:

1. Está mundialmente reconocido que las aplicaciones adecuadas de OZONO tienen una accion BACTERICIDA, GERMICIDA, VIRUCIDA, FUNGICIDA Y DESODORANTE; destruyendo con gran rapidez estreptococos, estafilococos, colibacilos, etc…, así como las más enérgicas toxinas difterianas y tetánicas.Todas las cubas, bien sean de roble, cemento o acero inoxidable.

2. Todas las herramientas y maquinaria que intervienen en la elaboración del vino, incluido embotelladoras.

3. El ozono no solamente desinfecta, sino que esteriliza completamente eliminando todos los problemas propios de la aparición de hongos en la bodega.

4. Incrementa la vida útil de las cubas de roble.

5. Eliminamos el peligro de la utilización de diferentes productos de limpieza o bactericidas (corrosivos, ácidos, abrasivos, etc…), cuyos restos pueden alterar la composición del vino o resultar tóxicos para el consumidor.

6. Eliminación total de los TCA, Brett., etc., aplicándolo en tiempos y concentraciones adecuadas.

7. El ozono actúa de una forma natural realizando la desinfección y esterilización sin dejar ningún efecto residual. Debido a sus propiedades el O3 se utiliza también en las bodegas para establecer las condiciones ideales de ambiente y en los materiales que los albergan, así como también la sensación de aire enrarecido. El OZONO aplicado a las embotelladoras reduce de manera considerable los costes en consumo de agua energia y productos químicos, tales como desinfectantes, contribuyendo con ello a una mejora de la sostenibilidad ambiental. También aporta un ambiente más puro y fresco, lo que se traduce en una mayor calidad de vida, ya que elimina en el ambiente los contaminantes de origen orgánico e inorgánico creando una atmósfera más agradable y limpia, evitando sufrir los trastornos típicos de las bodegas como son:

  • Oftalmológicos: Conjuntivitis, lagrimeo, escozcor de ojos, irritación de las mucosas, etc…
  • Neurológicos: Jaquecas, mareos, etc
  • Respiratorios: Faringitis, alergias, gripes, resfriados, etc.

Proceso de sanitización

Viene desarrollando de manera exitosa, un método novedoso para sanitizar las barricas, efectuando un control efectivo sobre las bacterias perjudiciales para el vino y posibilitando el alargamiento de la vida útil de las barricas de roble por eliminación de cepas de diversa índole: Brettanomyces, Tca, Mohos, etc…

Este método está siendo ya utilizado por varias empresas del sector en diversos países con resultados muy satisfactorios. En síntesis, consiste en la inyección directa dentro de las barricas del gas Ozono a cierta presión y con una dosis adecuada, previo lavado de las mismas, para la eliminación de la mayor parte de depósitos residuales. Este gas actúa durante varias horas en el interior de ellas, introduciéndose entre la estructura de los poros de la madera hasta una profundidad adecuada. Dado su alto poder oxidativo y por tanto esterilizante, destruye a nivel molecular las cepas de microorganismos: Enterobacterias, levaduras contaminantes, mohos, bacterias acéticas, bacterias lácticas, y cualquier otra sustancia ajena a la composición propia de la madera.

Con ello conseguimos devolver a esta última su estado casi inicial, liberando la estructura porosa, por disgregación molecular, y posibilitando la remicro-oxidación de la barrica.

Por último el Ozono residual se reconvierte en Oxígeno hasta desaparecer por completo, sin dejar ninguna traza o residuo adicional en el interior de estas, quedando así la barrica libre de olores y sabores propios de otros desinfectantes.

Se han efectuado mediciones de reducción de microorganismos próximos al 95% de media, en tratamientos de ozono fase líquida, pero últimamente existen estudios y resultados empíricos que mejoran estas cifras utilizando ozono en fase gas, pues tiene mayor facilidad de penetración en el poro de la madera. A todas estas ventajas, podemos añadir una muy importante, cual es el ahorro que conlleva la utilización de este método en consumo de agua y en vertidos contaminantes al medio ambiente, por la utilización de productos químicos tradicionales tales como el sulfuroso, y que cada día esta más controlado por los Organismos Oficiales y existe más concienciación por parte del consumidor sobre la necesidad de utilización y consumo de métodos y productos más ecológicos.

Por último citamos el sistema de Ozono fase líquida como el más ideal para la limpieza y sanitación de líneas de embotellado, depósitos, utensilios y superficies diversas de la bodega, con importantes ahorros tanto de agua, como de energía eléctrica, al ser innecesario la utilización de vapor de agua para la limpieza de los mismos.

[/intense_column][intense_column size=”1″ medium_size=”1″ small_size=”12″ extra_small_size=”12″][/intense_column][intense_column size=”3″ medium_size=”3″ small_size=”12″ extra_small_size=”12″]

Contacto

[/intense_column][/intense_row][/intense_content_section][intense_content_section class=”contacto_seccion” breakout=”1″ padding_bottom=”75px”][intense_row][intense_column size=”6″ medium_size=”6″ small_size=”12″ extra_small_size=”12″][intense_image_compare image1=”270″ image2=”271″ size=”large1600″ before_text=”Antes” after_text=”Después”][/intense_column] [intense_column size=”6″ medium_size=”6″ small_size=”12″ extra_small_size=”12″][intense_image_compare image1=”272″ image2=”273″ size=”large1600″ before_text=”Antes” after_text=”Después”][/intense_column] [/intense_row][/intense_content_section]